El apego moderno es una cosa muy lastimoso. Jimina Sabadu ha texto un ejemplar muy tragico. Logicamente prostitucion en el amor.

Jimina Sabadu ha escrito un libro extremadamente triste. Logicamente intenta en el amor. Su titulo es La conquista de Tinder (Turner), que, en fundamentos, suena animado. ?Vamos a la genial fiesta del emparejamiento moderno! Luego la fiesta, como todo el mundo saben, seri­a un sector. No obstante lo que ignoran bastantes podri­a ser se prostitucion en realidad sobre un matadero.

Sobre fracasar intenta el texto sobre Jimina, por motivo de que el amor seri­a otro fracaso que se pospone eternamente, asi­ como algunos tienen la suerte de morirse creyendo en el apego, en el amor que iba an acudir al dia sub siguiente sobre morirse. Nunca iba a venir, nunca.

La conquista de Tinder, por hablarles del libro bien falto preambulos, va de cualquier realmente. Empezamos y volvemos a Tinder, como momento sobre fuga de la esperanza, pero la viga maestra de el texto resulta una desilusion generalizada, extremadamente misma sobre los 40 anos de vida. Cualquier es vagamente la mierda. A lo preferiblemente Tinder te alegra el dia. Te haces un Tinder.

Jimina se hizo un Tinder, pero debido a tenia —o a la oportunidad tenia— otras presencias fantasmaticas, ya externamente en Meetic, en Bad o en una cosa emplazamiento Pure (?). Sobre cualquier ello extrajo la conclusion de que nunca habia nada por inventar, pues si en la avenida la chica encanta a gran cantidad de hombres, y no ha transpirado un varon a pocas chicas, en Tinder et alia era igual. Ser mujer consistia en recibir likes de todos los varones inscritos en esta red social sobre amores sobre menu, asi pusieras igual que foto sobre perfil una muro con gotele, ya que los hombres disparan a todo lo que se mueve segun las horas desplazandolo hacia el pelo las copas, Conforme la desesperacion. Todo el mundo esos likes nunca hacen afortunado a ninguna femina. Seguramente la acercan un poquito mas a la infelicidad.

Sobre esta evidencia refleja ocurre Jimina Sabadu a hablar del apego romantico, sobre hombres y hembras, de estas cosas de el intentar de toda la vida de Dios. Por momentos, el discurso sobre la autora es un poco igual que sentarse la tarde an escoger cafe con ella, desplazandolo hacia el pelo dejarla hablar. Quiere decirse que tampoco esta tan claro que sepa lo que quiere afirmar. Igual que tomando cafe, individuo intenta explicarse. En otros, Jimina echa mano de citas sobre Levi-Strauss o Christopher Isherw d Con El Fin De afianzar unas ideas que posee mas maduradas, y no ha transpirado que proporcionan disciplina asi­ como concierto a un texto donde sale mal parado todo el ambiente la gente, tu, yo, todos, la totalidad de. Es como un ejemplar Con El Fin De darse de pequei±a sobre lo social, y permanecer en casa con una planta bonita. De este modo sobre lamentable es.

La virtud, alguna cosa morbosa, bien es certeza, de el libro es su sinceridad, el estilo en el que la autora acento de intereses sexuales asi­ como apetencias carnales en primera cristiano y no ha transpirado carente demasiado eufemismo. No se puede hacer un libro sobre sexo carente desnudarse alguno el primero, igual que seri­a indudable.

No obstante, la gigantesco tanto de la autora seri­a la frase, la periodo, una sentencia perdida en el discurso, que sobre veloz, epifanica, te noquea. “El apego sensible no es equivalente al disciplina establecido”, como podri­a ser. Aqui Sabadu reniega de esa mania que se le dispone de al amor (romantico) segun la que este emparejamiento sirve Con El Fin De validar el statu quo asi­ como preservar las instituciones desplazandolo hacia el pelo que pongan toros por la televisor. Es una idea punzante el apego sensible es tan alocado que, precisamente, si una cosa permite seri­a ir contra el organizacion, En muchas ocasiones.

“En mi destreza personal los hombres que se emparejan con mujeres que Ahora tienen hijos generalmente son buenas personas”, leemos en La conquista de Tinder. Aunque Asimismo “Durante el trio los varones tienden a nunca Canjear de preservativo, de este modo que ninguna de las dos hembras esta protegida contra las enfermedades sobre transmision sexual, sin embargo ellos si lo estan”.

Mi oracion preferida seri­a esta “Este es un juego en el que solo ganas En Caso De Que sales sobre el”. Es decir, el meta de entrar en Tinder seri­a borrarse de alli lo primeramente probable, inmejorablemente encontrando una pareja estupenda unido a la que omitir enseguida el transito mutuo por esta aplicacion para atar. “Tinder solo me trajo desdicha”, concluye la autora.

Aunque la vida real tampoco da demasiadas alegrias. “La practica me dice que el pequeno mas majo de el bar De ningun modo entra a nadie”. Las bares, con todo, continuan estando el lugar elegido para por fin conocerse despues sobre horas sobre chachara tentativa en Tinder. Conforme este texto, Ahora existe locales especialistas en alojar aquellos careos decisivos, no tanto por motivo de que el dueno del bar lo quiera, sino porque la imaginacion del cortejo tampoco da para mas ni muy costoso, ni extremadamente barato, ni extremadamente centrico, ni excesivamente periferico, ni excesivamente castizo ni excesivamente hipster; y no ha transpirado todos acaban en el igual.

Jimina Sabadu ha observado que Tinder solo sirve “para herir y acomplejar”, amen de con el fin de que algunos hombres te ofrezcan dinero por acostarte con ellos, en la confianza de que, nunca siendo tu prostituta, ellos son menor puteros. “la abundancia dentro de los veinte y no ha transpirado los cincuenta eurillos. Ni siquiera subian a cien”.

“Las mujeres Con El Fin De los varones somos pliego higienico” vs “Las mujeres elegimos un hombre como quien elige un cronica de lujo”.

Seri­a todo el momento mismamente de descarnado, el texto.

Tinder, en fin, seri­a “la hogar del terror”, desplazandolo hacia el pelo Adquirir una pareja bonita nunca seri­a lo mejor que puede pasarte. “La premio nunca ha sido el amor, sino marcharse”.

La conquista de Tinder seri­a de esos ensayos un poco amateur asi­ como un escaso de encargo que, al final, acaban siendo sobre lo preferiblemente de su autor y, sobre todo, de lo mas sincero. Como si al ir a hablar de una geek2geek diferente cosa alguno dijera «Bueno, puesto que aca, Actualmente que ninguna persona mira, voy a contar cosas sobre mi que De ningun modo habia contado y que creia que Jami?s iba a contar». Tenemos miradas muy escalofriantes sobre la autora sobre si misma. Y eso seri­a bueno porque invariablemente que alguno cuenta una cosa familiar se abre la chachara.